Comparación equipos

Los presupuestos han evolucionado desde unas cifras globales de unos 1000 M€ al inicio de este periodo, aumentando paulatinamente hasta los 2000 M€ entre 2005 y 2015, para dispararse en el último año hasta casi los 2700 M€. Los presupuestos del Sevilla FC han tenido una evolución similar, salvo por haber tenido una fuerte disminución en las temporadas 2013/14 y siguiente.

Por decimoquinto año consecutivo, abordamos un estudio de comparación de los equipos de primera división.

 

Hemos acudido a diversas fuentes para elaborar una tabla comparativa de diversos parámetros que sirven para comparar entre sí a los equipos de primera división, y poder establecer cuáles disponen de más recursos y, por lo tanto, teóricamente deberían ser más potentes deportivamente. Estos parámetros se muestran, ordenados, en las tablas siguientes:

 

Nota: normalmente consultamos varias fuentes para tomar los datos que nos parecen más actualizados. Hemos utilizado los datos publicados por la LFP, de las propias páginas web de los equipos, de determinados medios públicos de carácter deportivo (principalmente la Guía Marca 2017/18), de TransferMarkt (http://www.transfermarkt.es/) y de Alexa (www.alexa.com), tratando de mostrar los datos que nos han parecido más exactos. Aún así, determinados datos son muy difíciles de obtener, difieren según la fuente consultada, y no podemos asegurar que sean ciertos.

Se ve claramente que el Sevilla, por infraestructura y masa social, está entre el 4º y 7º puesto de España, con el 4º presupuesto, límite salarial y valoración de la plantilla. Por tanto, estimamos que el Sevilla debería ocupar de forma natural el 4º puesto de la liga, aunque no fácil, pues hay otros condicionantes que hacen que la efectividad de un equipo no sea exactamente proporcional a la potencia económica o social, como pueden ser:

 

  • La suerte o acierto de la gestión técnica. Los encargados de planificar y fichar jugadores son humanos y pueden equivocarse, algunos lo hacen mejor que otros, independientemente del presupuesto de que se disponga.
  • El carisma o nombre del equipo. Algunos jugadores pueden preferir jugar en el Sevilla a hacerlo en otros equipos con similares condiciones económicas, por tener más proyección, historia, prestigio, estabilidad...
  • La gestión del grupo humano. Los técnicos y jugadores no son máquinas ni son programables, tienen mejores y peores momentos, lesiones, etc. Es muy importante el papel del cuerpo técnico, para liderar y gestionar al grupo de personas.
  • La suerte en el campo. Todo está condicionado a jugadas determinadas en las que se puede acertar o fallar. La calidad y el trabajo son muy importantes, pero la suerte también influye, aunque tampoco se puede vestir de mala suerte la falta de calidad. Normalmente, una plantilla con calidad estará en mejores puestos que una sin calidad.
  • El público. No es lo mismo jugar en el Sánchez-Pizjuán, normalmente lleno y animoso, que en otros estadios con la mitad de entrada o más pasivos. El público también cuenta, y ahí estamos bien posicionados, pero para eso hace falta que todos mostremos nuestro apoyo y, por supuesto, desterrar de nuestro estadio la violencia y a los delincuentes que han provocado en ocasiones su cierre y perjudican nuestra imagen personal y colectiva.

 

En el gráfico anterior se superponen los conceptos de presupuesto (barras azules, ordenación decreciente), valor de plantilla (barras rojas) y límite salarial (línea verde, con valores referidos al eje secundario). Intuitivamente se podría pensar que los tres conceptos deberían ser proporcionales entre sí, manteniendo las curvas un cierto paralelismo, sin embargo en el gráfico se comprueba que esto se cumple de manera general, pero tiene algunas excepciones.

Evolución de los presupuestos

La evolución de los presupuestos durante los últimos años es la siguiente:

Se observa claramente (aún con las dudas de que las cantidades sean las correctas en todos los casos) que el Sevilla evoluciona en el periodo analizado desde los puestos medio-bajos de la tabla a ser el equipo que se mantiene continuadamente por encima del 6º puesto, siendo el 4ª en las tres últimas temporadas.

 

Se observa también que el porcentaje de los dos primeros equipos (que siempre han sido el R.Madrid y el Barcelona), ha ido evolucionando desde el 40-45% del total durante los años 2002-2009 a mantenerse por encima del 50% del total a partir de 2012, con un significativo descenso a valores decrecientes, por debajo del 50%, en las dos últimas temporadas.

 

El grupo de competidores más cercanos (puestos 3 al 5º) han bajado desde el 21-24% del total que tenían durante los primeros años, a cifras en el entorno del 17% en los últimos años, excepto en la presente temporada que se muestra un repunte al 20,5%. Es decir, que parece ser que, salvo este año, la competencia directa por el título de liga parece cada vez más reducida.

 

Por otra parte, los 5 equipos con presupuesto más alto acaparan más el 65-70% del presupuesto total. Como resultado de esta diferencia presupuestaria por bloques, se establecen grupos de equipos dentro de los cuales hay competencia entre sí, pero difícilmente un equipo de un bloque compite con los del bloque superior. De hecho, los puestos finales en las ligas de los últimos años son muy parecidos a los puestos por presupuesto, cada vez hay menor lugar a sorpresas.

 

El cambio de criterio que ha habido en los últimos años en el reparto de ingresos por televisión podrían favorecer la competencia, pero pensamos que para que esta competencia sea real, se deberían mantener durante unos cuantos años consecutivos.

 

Los presupuestos globales han evolucionado desde unos 1000 M€ al inicio de este periodo, aumentando paulatinamente hasta los 2000 M€ entre 2005 y 2015, para dispararse en los dos últimos años hasta los 2700-2800 M€. Los presupuestos del Sevilla FC han tenido una evolución similar, salvo por haber tenido una fuerte disminución en las temporadas 2013/14 y siguiente.

 

Se observa también que el porcentaje de los dos primeros equipos (que siempre han sido el R.Madrid y el Barcelona), ha ido evolucionando desde el 40-45% del total durante los años 2002-2009 a mantenerse por encima del 50% del total a partir de 2012, aunque en la última temporada 2016/17 están ligeramente por debajo del 50%. Sin embargo sus competidores más cercanos (puestos 3 al 5º) han bajado desde el 21-24% del total que tenían durante los primeros años, a cifras en el entorno del 17% en los últimos años. Es decir, la competencia directa por el título de liga parece cada vez más reducida.

Esta tendencia parece haberse invertido en las últimas tres temporadas, en las cuales está aumentando el porcentaje de los equipos con menos presupuesto a costa de los dos primeros, porque los equipos intermedios se mantienen más estables.

 

Ingresos por derechos audiovisuales

En los últimos años se ha producido un incremento notable en los ingresos de los equipos debidos a los derechos audiovisuales (televisión, fundamentalmente), a la vez que el criterio de reparto de dichas cantidades entre los equipos ha cambiado hacia una menor desigualdad.

 

En esta temporada, los ingresos audiovisuales son los indicados en la tabla lateral.

 

Si agrupamos estas cantidades por franjas de puestos, y los comparamos con los presupuestos, se puede ver que, mientras los dos primeros copan un 46,6% de los presupuestos, solo alcanzan un 23% de los ingresos televisivos.

En general, conforme menores son los presupuestos de los equipos, mayor porcentaje suponen los ingresos por derechos audiovisuales.

Correlación entre presupuestos y logros deportivos

Si comparamos, temporada a temporada, el puesto que cada equipo ocupa en la lista de presupuestos y el que finalmente consigue en la tabla de la primera división, podemos hacer una comparación entre los presupuestos y los logros deportivos. Si al puesto que tiene cada equipo por presupuesto le restamos el puesto conseguido en la liga correspondiente, obtenemos la diferencia entre puesto por presupuesto y puesto deportivo logrado (una diferencia alta significa que el equipo ha logrado mejor resultado deportivo que el que le corresponde por presupuesto, y al revés).

 

Sumando todos estos puntos diferenciales obtenidos durante estas temporadas se obtiene la tabla siguiente, que indica de alguna manera el mejor o peor aprovechamiento de los presupuestos por parte de los equipos:

 

Esta lista está ordenada decrecientemente por la diferencia entre puesto medio de liga y puesto medio de presupuesto (5ª columna de valores, “Dif”).

 

Es decir, que los equipos que mejor aprovechan sus presupuestos, clasificándose con cierta asiduidad en la liga por encima del lugar que teóricamente les correspondería por presupuesto, son Rayo Vallecano, Elche, Osasuna, Eibar, Getafe, Sp.Gijón, R.Huelva y Valladolid. Por el contrario, los que peor rendimiento deportivo sacan a su dinero son Hércules, Córdoba, D.Coruña, Murcia, Alavés, Espanyol, R.Sociedad, Granada y Ath.Bilbao.

 

Es de resaltar que el Sevilla ha obtenido los valores más positivos entre 2002 y 2007.

 

Notas:

  • No se incluye al Girona, por falta de información histórica (no ha completado una temporada en primera división).
  • En texto azul, los equipos que están actualmente en primera división.
  • La columna “Nº temporadas” resaltada en naranja para los equipos más habituales en primera división (Nº temporadas >=7).

Si consideramos solo los equipos con cierta presencia mantenida en primera división (columna Nº temp >= 7, resaltados en naranja), y de ellos los que actualmente están en primera (texto en azul), los equipos con mejor aprovechamiento de sus presupuestos son Osasuna, Getafe y Levante. Y de los equipos que habitualmente compiten por puestos europeos, Villarreal y Sevilla.

 

Los que peor aprovechamiento hacen de su presupuesto son D.Coruña, Espanyol, Ath.Bilbao, R.Sociedad y Betis.